Steven Capuzzi

Doctor Strange - Reseña

11 de Noviembre del 2016

Primero que nada, ¿quién es Stephen Strange?

Quizá no sea tan popular como Spiderman o el Capitan America, pero en los comics es alguien muy importante, y después de esta película no dudo que se vuelva uno de los favoritos de los espectadores.

Stephen Strange, mejor conocido como Doctor Strange es un superhéroe de Marvel Comics, creado por el mismísimo Stan Lee (Sí, el viejito que hace cameos en todas las películas de Marvel) y el dibujante Steve Ditko. Apareció por primera vez en el número 110 de Strange Tales (julio de 1963).

Stephen Strange era un médico especializado en neurocirugía, codicioso y egocéntrico, hasta que en un accidente sufrió un daño permanente en las manos que le obligó a retirarse. Un día escuchó hablar acerca de un tibetano con poderes, por lo que fue a verle y con el aprendió las artes místicas, convirtiéndose en Doctor Strange, un protector en contra de todo el mal místico que quiera causar daño a esta dimensión. Su villano más emblemático es Dormammu, un ser atrapado en un mundo paralelo que busca la forma de entrar en el nuestro y dominarlo. Más tarde apareció en Los Nuevos Vengadores, donde fue declarado como parte del grupo secreto conocido como los Illuminati para hacer frente a las futuras amenazas a la Tierra.

La película sigue la misma trama, con Benedict Cumberbatch interpretando a Strange. También como parte del reparto están Rachel McAdams y Tilda Swinton.

Lo primero que tengo que decir sobre esta película es que los efectos visuales son fascinantes. Es increíble todo lo que consiguen representar y la forma en cómo lo proyectan, lo cual me pareció aún más abrumador cuando investigué que el director,  Scott Derrickson, hasta este momento solo había dirigido películas de terror.

Es interesante ver finalmente magia dentro del universo cinemático de Marvel, ya que hasta ahora todos los superhéroes tenían poderes ganados científicamente o de nacimiento. Un atributo positivo de esto es que cambia toda la forma en que hacen las escenas de acción, de una forma bien trabajada y fascinante para el espectador.

Benedict Cumberbatch hace un excelente trabajo como de costumbre, pero el personaje que más me gustó fue el de su mentor, el hechicero supremo. Este causó cierta controversia ya que originalmente no es solamente un hombre, sino uno asiático, y en la película es interpretado por Tilda Swinton. Pero Swinton hace una caracterización magnifica y pienso que nadie lo pudo haber hecho mejor.

Por supuesto, la película continúa con el subplot de la piedras del infinito y en esta nos presentan la piedra del tiempo. Y sí que utilizan la piedra de forma extraordinaria. En una batalla, retroceden el tiempo mientras la pelea sigue su curso.

Doctor Strange tiene una genial introducción, y nos presenta un nuevo lado del universo Marvel que seguiremos viendo en próximas películas. Le doy un nueve de diez, a esta película, así que si no la has visto aún, ¿qué estás esperando? No te olvides de esperar hasta después de los créditos para una escena especial.

Y si ya la viste, ¿Cuál fue tu parte favorita? Además, si te gustaría saber más sobre las piedras del infinito házmelo hacer en los comentarios y podría organizar una entrada sobre ello.